Preaload Image
"Apuesta por el Evangelio"

¿QUÉ ES LA CATEQUESIS?

Es la educación progresiva de la fe, descubriendo su valor para la vida. Más que enseñanza, es aprendizaje de toda la vida cristiana y se centra en lo esencial del mensaje. Se adapta al ciclo de la vida de las personas y responde a lo que necesitan en cada momento; requiere de tiempo, porque no se trata de “saber”, sino de descubrir a Jesús en la propia vida.

“La finalidad de la catequesis es poner a la persona en comunión, en intimidad con Jesucristo” (DGC 80). Es este encuentro el que impulsa a la persona a unirse con todo aquello con lo que el propio Jesús estaba plenamente unido: con Dios, su Padre, con el Espíritu que le impulsa a la misión; con la Iglesia por la que se entregó y con los hombres, sus hermanos cuya misma vida quiso compartir.

El valor central de la catequesis es el gran anhelo del corazón de todas las personas, el kerigma o primer anuncio: “Jesucristo te ama, dio su vida para salvarte, y ahora está vivo a tu lado cada día, para iluminarte, para fortalecerte, para liberarte». Cuando a este primer anuncio se le llama «primero», eso no significa que está al comienzo y después se olvida o se reemplaza por otros contenidos que lo superan. Es el primero en un sentido cualitativo, porque es el anuncio principal, ese que siempre hay que volver a escuchar de diversas maneras y ese que siempre hay que volver a anunciar de una forma o de otra a lo largo de la catequesis, en todas sus etapas y momentos” (EG 129).

CLAVES

Transmitir el evangelio a cada uno

Anunciar el amor personal de Jesucristo

Disfrutar el encuentro

Proceso de crecimiento en la fe

¿QUÉ APORTA A LA PERSONA?

Despertar el deseo de conocer a Jesús, como un proceso de búsqueda permanente, para comprender la vida y capacitarnos para dar razón de nuestra fe a lo largo de la vida.

Descubrir a Jesús en los sacramentos de la Iglesia, celebrar la fe en comunidad, especialmente “en la Eucaristía” con una participación plena, consciente y activa.

Se trata de proponer experiencias significativas que permitan a la persona descubrir el valor de oración, acción de gracias, penitencia, plegaria confiada, sentido comunitario, comprensión de los símbolos, el sentido de los gestos, de forma que se vaya construyendo el significado de la liturgia y los sacramentos, desde la propia vida, no desde un proceso conceptual.

Aprender a orar con Jesús, con los mismos sentimientos con los que Él se dirigía al Padre: alabanza, acción de gracias, confianza, súplica, admiración. Cuando en la catequesis vivimos un clima de oración, aprendemos a tratar con Jesús y encontramos en él, el centro de lo que vivimos. Se trata de orar con la vida.

Junto con la Palabra que anunciamos, saber ofrecer la palabra vivida. Proponer un proceso de transformación interior que basado en el espíritu de la Bienaventuranzas nos ayude a “pasar del hombre viejo al hombre nuevo en Jesús”. Se trata de entrenarse en vivir al estilo de Jesús.

La catequesis descubre cómo vivir en comunidad y tener la experiencia de participar en la vida y misión de la Iglesia. Las propias palabras de Jesús nos dan pistas para aprender cómo hacerlo:

– El espíritu de sencillez y humildad “si no os hacéis como niños..” Mt 18, 3

– La preocupación por los más pequeños “ el que escandalice a uno de estos pequeños” Mt 18,16

– Estar atentos especialmente de los más alejados “ ir en busca de la oveja perdida” Mt 18,12

– Ayudarnos a crecer unos a los otros “ amonéstale a solas tú con él” Mt 18, 15

– La oración en común “Donde dos o más estén reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”

– El perdón mutuo “hasta setenta veces siete…” Mt 18, 22

Sentirse enviados a participar en la propia iglesia, según la vocación de cada uno, así como estar presentes como cristianos en el espacio donde nos toque vivir (familia, amigos, escuela, universidad…).

¿CÓMO LLEVARLO A LA PRÁCTICA?

Hora de Pastoral o catequesis semanal:


En el horario semanal dedicamos una hora a la catequesis, procurando experiencias que toquen la vida de los alumnos y se dejen interpelar por la experiencia de fe.

Catequesis sacramental:


Cuidamos la vivencia de los Sacramentos en colaboración con la Iglesia local, con especial atención al trabajo sobre el sentido y la experiencia en la vida de los alumnos: Reconciliación, Eucaristía y Confirmación.

Catequesis sobre los tiempos litúrgicos:


Descubrir cómo vivir los diferentes tiempos litúrgicos que la Iglesia nos propone, encontrando su significado y valor en crecimiento de nuestra fe.

Catequesis sobre las fiestas carismáticas:


Comprender el sentido de las fiestas de la Congregación que forman parte de nuestra tradición, y descubrir lo que aportan.