¿QUÉ ES?

Procede del campo de la Psicología y la Pedagogía. Project Zero Harvard, en su mayor parte. Los especialistas están de acuerdo en que pensar bien es fundamental para afrontar el desafío de vivir en un mundo multicultural y tecnológicamente orientado. Los "buenos pensadores" tienen más posibilidades de hacerse cargo de sus vidas y alcanzar sus objetivos y su autorrealización. David Perkins nos dice en su libro "Un aula para pensar" que "el objetivo de enseñar a pensar es el de preparar a los alumnos para que, en el futuro, puedan resolver problemas con eficacia, tomar decisiones bien meditadas y disfrutar de toda una vida de aprendizaje; esto se consigue a través del “pensamiento ordinario”, bien hecho, con rigor. Sin embargo, las investigaciones del Project Zero (Harvard) nos explican que no sólo hace falta pensar bien, con destreza, sino también lo que llaman disposiciones del pensamiento (curiosidad, apertura mental, búsqueda de la verdad etc..) es decir, el deseo de usar estrategias y la sensibilidad para comprender que es necesario emplearlas.

¿QUÉ APORTA AL APRENDIZAJE?

Conecta directamente con nuestra Visión y nos anima a generar “Cultura de Pensamiento” en nuestros centros,

• Cuanto más explícita es la enseñanza del pensamiento, más efectiva resulta.

• Cuanto mayor es la atmósfera de reflexión en clase, más alumnos valorarán la capacidad de pensar

• Cuanto más integrada está la enseñanza del pensamiento en el currículum, más piensan los estudiantes sobre lo que están aprendiendo.

“Lo que realmente importa al aprender destrezas de pensamiento, es cómo éstas repercutirán en su vida fuera del colegio, cómo es ayudarán a ser mejores pensadores, y como consecuencia a hacerse cargo de sus vidas, alcanzar sus objetivos y a ser mejores personas” (R. Swartz)

¿CÓMO LLEVARLO A LA PRÁCTICA?

El objetivo es desarrollar cultura de pensamiento reflexivo en nuestros centros. Para ello ponemos en marcha tres aspectos:
Hábitos de la mente:
usar de manera continuada procedimientos para pensar y convertirlos en una manera de enfrentar situaciones problemáticas.
Destrezas de Pensamiento:
Usar procedimientos determinados para desarrollar una forma de pensar.
Metacognición:
Realizar estas dos cosas y poder pensar sobre cuál es el proceso que sigo, para así mejorarlo. Valoración que hacemos de lo que se nos pide y nuestro plan para llevarlo a cabo.
Además, fomentamos un contexto en el que se desarrollen estas condiciones:
Tiempo para pensar.
Oportunidades para implicarse en procesos de pensamiento.
Rutinas y estructuras para pensar integradas en el currículum.
Destrezas para:
   • Generar, clasificar y evaluar ideas.
   • Tomar decisiones y resolver problemas.
• Herramientas para autoevaluación: rúbricas, portfolio, guiones de observación.
Lenguaje para describir el pensamiento.
• Crear modelos sobre cómo pensamos.
• Interrelaciones, ambiente positivo para respetar las aportaciones.
• Entorno físico, espacio que facilite el desarrollo del pensamiento. Hacer visible el pensamiento, siendo más conscientes de cómo mejorarlo. (mapas mentales, líneas del tiempo, organizadores, diagramas…)
• Expectativas, los alumnos deben conocer lo que se espera de ellos con claridad.

¿Quieres saber más?

• Project Zero- Universidad de Harvard (http://www.pz.harvard.edu/)

• Aprender a pensar ( http://www.aprenderapensar.net)

• David Perkins en Harvard (https://www.gse.harvard.edu/faculty/david-perkins)

• David Perkins en Think1.tv (http://www.think1.tv/video/david-perkins-intelligence-in- the-wild- es)

• Destrezas de pensamiento en Think1.tv http://www.think1.tv/video/destrezas-pensamiento- partes-y- todo-es